Blog

 





Mostrando artículos por etiqueta: pymes

No es tiempo de home office.

Antes de ir al grano quiero mencionar que no estamos haciendo home office. Estamos en cuarentena en el medio de una pandemia y, si bien tiene algunas similitudes, no es lo mismo.

La situación actual nos invita insistentemente a redefinir la cultura de productividad en el mundo laboral y dar una "vuelta de tuerca" a las formas de exigencia y auto-exigencia, invalidando el micromanagement y empoderando a quienes lideran equipos para generar confianza.

Antes de la reunión:

Elegir la plataforma adecuada. Que todas las personas que participen sepan acceder y cuenten rápidamente con los links de acceso y password en caso de ser necesarios.

Asegurarse que cada integrante cuente con los elementos que necesita. Recomendamos el uso de auriculares para evitar acoples y para dar privacidad a la persona que estará del otro lado de la pantalla.

Armar un brief de la reunión. Establecer el propósito. Asignar tiempos a cada espacio. Compartir el brief con las personas que participarán de la reunión por email previamente para ayudar a enfocarse y lograr efectividad en los tiempos.

Establecer un horario de inicio y un horario de finalización. Esto es fundamental para los tiempos que corren ya que las personas están trabajando desde sus casas y tienen su vida productiva corriendo en simultáneo con su vida familiar, doméstica, de relaciones, esparcimiento, etc.

Durante la reunión:

Al inicio, recordar la agenda y el propósito y asignar una persona que se encargue de marcar los tiempos para evitar reuniones larguísimas con falta de foco.

Hacer check in. Que cada participante pueda decir brevemente "¿Cómo está?" sin responder "Bien" o "Mal" para poder acceder a la emocionalidad de partida. Hoy día hemos perdido la cotidianeidad de la oficina, por eso este espacio informal, que sugerimos no dure más de 2 minutos por participante, es importante para poder percibir el estado emocional de inicio. En algunos casos puede ser necesario realizar una intervención para predisponer mejor a los participantes.

Tiempo de explorar y/o exponer. Aconsejamos hacerlo por tiempo para poder acotarlo y además para obligar al cerebro a la efectividad que genera la síntesis, esto evitará que las personas se dispersen o se extiendan innecesariamente. Si el tiempo asignado no es suficiente renegociar el horario de fin de la reunión, chequeando con las personas que participan de la misma o armar pequeñas reuniones con las personas involucradas en el tema para no retener al 100% del equipo.

Tiempo de declaración de acciones. Ahora que ya se conoce el panorama, es importante bajarlo al plano del día a día. Poder pasar de la idea a la acción para continuar avanzando en el proceso. Recomendamos anotar cada una de las acciones y el nombre de quien se hace responsable de la ejecución de cada una, así como también los tiempos en que cada uno se compromete a cumplir lo que declaró.

Establecer check points. Acordar formalmente puntos de chequeo a través de e-mails o de otras reuniones. Esto hará que sean un equipo, ya que todos estarán al tanto del panorama general y los avances correspondientes.

Hacer un check out. Antes de concluir la reunión que cada integrante pueda decir brevemente "¿Cómo se queda luego de la reunión?". Esto genera un feedback súper enriquecedor, pues brinda información valiosísima para quien lidera. De esta forma podrá saber si el sistema diseñado está o no funcionando.

Flexibilidad. No existe una sola forma de armar una reunión, es importante contar con una estructura que permita adaptarse según cada caso.

Personalizar. Es importante conocer la situación de cada persona del equipo para poder acompañar en torno a las necesidades que tenga esa persona. En los grupos grandes, poder "targuetear" a las personas para poder ofrecer acompañamiento de manera personalizada.

Después de la reunión:

Enviar la minuta. Sugerimos que sea una tarea rotativa que pueda tomarla una persona diferente en cada reunión.

¡Seguimos en contacto!

Agostina Fasanella. Business Coach.

Publicado en Blog

 

¿Cómo estás gestionando la incertidumbre en la que estamos viviendo?

Ayer junto a Yanela Biancardi, facilitamos un webinar en la plataforma Zoom, organizado por el espacio de coworking Teamworks y hablamos sobre la importancia de la visibilidad de los negocios en tiempos de Covid-19.

A través de esta nota queremos compartir con ustedes las herramientas que les hicimos llegar a las personas que participaron del encuentro.

Al comenzar, compartí mi experiencia, acompañando personas, como Coach de negocios, en esta pandemia.

Como ya mencioné en otra nota, hay muchas reuniones que pasaron a ser e-mails, lo cual desafía a las personas a ser sintéticas y cuidadosas en la forma de comunicar ya que las herramientas no presenciales dejan afuera el lenguaje no verbal.

Esta pandemia ha sido un STOP obligatorio y no solo para aquellas personas que bajaron sus niveles de facturación, que se han quedado sin trabajo o las empresas que han cerrado hasta nuevo aviso. Quien no se sienta atravesado por este “parate” a nivel mundial, realmente vive en otro planeta.

Hay muchas formas de encarar esta situación y es importante que las emociones acompañen a los resultados que necesitamos lograr.
Si, sé que es mucho pedir, más en este momento. Pero es sumamente importante tener un alto nivel de inteligencia emocional. Lo bueno es que esto se construye. Un ejercicio súper fácil de hacer es distinguir en qué emoción me encuentro en diferentes partes del día. Esto hace que ejercitemos nuestro cerebro en empatizar con la forma en que nos sentimos y aprendamos a tener lenguaje emocional para poder utilizarlo a la hora de accionar. Es decir, no es lo mismo si me siento contenta que si estoy eufórica, el plano de lo que me dan ganas de hacer si estoy en una emoción o en otra es diferente.

Este es el momento de ser más claros que nunca en la forma de liderar.

Hace ya algunos años, se viene hablando del liderazgo personalizado, pero ya no hay tiempo para seguir conversando. Es necesario accionar y entender como líderes que cada persona tiene diferentes necesidades, comprendiendo su situación y acompañando empáticamente.

Esto corre tanto para los equipos con los que trabajamos como también para nuestra clientela. Es importante que la presencia online tenga la voz y la calidez de una persona. Y también necesitamos conocer a la perfección el público al que le estamos hablando.

El buyer persona es una descripción de nuestro cliente basado en datos reales e investigaciones de mercado. Nos brinda una descripción completa de este arquetipo que incluye información sobre sus comportamientos, pensamientos, hábitos y motivos de consumo. Es una transformación cultural con foco en el cliente que acompaño hace ya un tiempo, viendo resultados realmente exponenciales.

Otra herramienta es la creación de objetivos inteligentes o metas SMART (por sus siglas en inglés) que responden a específico, medible, alcanzable, realista y ubicado en el tiempo. Esta forma de trabajo re importante y efectiva cuando la utilizamos no desde el micromanagement, sino desde el empoderamiento de cada persona. Son tiempos de confiar.

Al final de mi exposición, mencioné la importancia de tener reuniones en equipo en donde no solo sea audio, sino que también puedan verse las caras. Al estar trabajando desde las casas que las reuniones tengan un horario de inicio y fin para que las personas puedan acomodarse en sus rutinas. Que puedan también tener un espacio de esparcimiento, como sugerencia los viernes al finalizar la semana para saber cómo se siente cada integrante del equipo y en qué andan.

Yanela, desde su experiencia como emprendedora y organizadora profesional de eventos, compartió algunos pasos a tener en cuenta a la hora de potenciar el personal branding. Desde tener los objetivos claros hasta poder traquear el contenido en tus redes.

También algunas ideas para crear eventos en línea que les dejamos en esta nota:

  • Seleccionar la plataforma adecuada.
  • Planificar una sesión de corta duración.
  • La moderación es clave.
  • Uso del chat para generar interacción. Por ejemplo, al final, en el espacio para preguntas.
  • Pruebas técnicas previas.
  • Uso de cámara y micrófono en la persona que facilita el evento.
  • Agradecimientos con logos de empresas colegas (alianzas comerciales).
  • Paciencia. Recordar que siempre puede fallar internet y tener un plan B si eso sucede.

Y para finalizar citó algunas Apps que te ayudan muchísimo a optimizar tiempos, como CAMCARD (sí, las tarjetas personales siguen vigentes y son de muchísima utilidad), EVENBRITE (para eventos virtuales también es genial) y LINKTREE (ideal para organizar los datos de contacto y tener acceso rápido de notas o actividades de tu negocio).

Esperamos que esta información sea de utilidad para vos y tu negocio.

¡Seguimos en contacto!

Agostina Fasanella y Yanela Biancardi.

Publicado en Blog

Liderarte Consultora

(54-11) 2153-0280

Liderarte Consultora
Av. Córdoba 785, 2º 3 (C1054AAG)
Buenos Aires - Argentina

info@liderarte.com.ar

Buscar Nuestro Blog