Blog

 





No es tiempo de home office.

Antes de ir al grano quiero mencionar que no estamos haciendo home office. Estamos en cuarentena en el medio de una pandemia y, si bien tiene algunas similitudes, no es lo mismo.

La situación actual nos invita insistentemente a redefinir la cultura de productividad en el mundo laboral y dar una "vuelta de tuerca" a las formas de exigencia y auto-exigencia, invalidando el micromanagement y empoderando a quienes lideran equipos para generar confianza.

Antes de la reunión:

Elegir la plataforma adecuada. Que todas las personas que participen sepan acceder y cuenten rápidamente con los links de acceso y password en caso de ser necesarios.

Asegurarse que cada integrante cuente con los elementos que necesita. Recomendamos el uso de auriculares para evitar acoples y para dar privacidad a la persona que estará del otro lado de la pantalla.

Armar un brief de la reunión. Establecer el propósito. Asignar tiempos a cada espacio. Compartir el brief con las personas que participarán de la reunión por email previamente para ayudar a enfocarse y lograr efectividad en los tiempos.

Establecer un horario de inicio y un horario de finalización. Esto es fundamental para los tiempos que corren ya que las personas están trabajando desde sus casas y tienen su vida productiva corriendo en simultáneo con su vida familiar, doméstica, de relaciones, esparcimiento, etc.

Durante la reunión:

Al inicio, recordar la agenda y el propósito y asignar una persona que se encargue de marcar los tiempos para evitar reuniones larguísimas con falta de foco.

Hacer check in. Que cada participante pueda decir brevemente "¿Cómo está?" sin responder "Bien" o "Mal" para poder acceder a la emocionalidad de partida. Hoy día hemos perdido la cotidianeidad de la oficina, por eso este espacio informal, que sugerimos no dure más de 2 minutos por participante, es importante para poder percibir el estado emocional de inicio. En algunos casos puede ser necesario realizar una intervención para predisponer mejor a los participantes.

Tiempo de explorar y/o exponer. Aconsejamos hacerlo por tiempo para poder acotarlo y además para obligar al cerebro a la efectividad que genera la síntesis, esto evitará que las personas se dispersen o se extiendan innecesariamente. Si el tiempo asignado no es suficiente renegociar el horario de fin de la reunión, chequeando con las personas que participan de la misma o armar pequeñas reuniones con las personas involucradas en el tema para no retener al 100% del equipo.

Tiempo de declaración de acciones. Ahora que ya se conoce el panorama, es importante bajarlo al plano del día a día. Poder pasar de la idea a la acción para continuar avanzando en el proceso. Recomendamos anotar cada una de las acciones y el nombre de quien se hace responsable de la ejecución de cada una, así como también los tiempos en que cada uno se compromete a cumplir lo que declaró.

Establecer check points. Acordar formalmente puntos de chequeo a través de e-mails o de otras reuniones. Esto hará que sean un equipo, ya que todos estarán al tanto del panorama general y los avances correspondientes.

Hacer un check out. Antes de concluir la reunión que cada integrante pueda decir brevemente "¿Cómo se queda luego de la reunión?". Esto genera un feedback súper enriquecedor, pues brinda información valiosísima para quien lidera. De esta forma podrá saber si el sistema diseñado está o no funcionando.

Flexibilidad. No existe una sola forma de armar una reunión, es importante contar con una estructura que permita adaptarse según cada caso.

Personalizar. Es importante conocer la situación de cada persona del equipo para poder acompañar en torno a las necesidades que tenga esa persona. En los grupos grandes, poder "targuetear" a las personas para poder ofrecer acompañamiento de manera personalizada.

Después de la reunión:

Enviar la minuta. Sugerimos que sea una tarea rotativa que pueda tomarla una persona diferente en cada reunión.

¡Seguimos en contacto!

Agostina Fasanella. Business Coach.

 

¿Cómo estás gestionando la incertidumbre en la que estamos viviendo?

Ayer junto a Yanela Biancardi, facilitamos un webinar en la plataforma Zoom, organizado por el espacio de coworking Teamworks y hablamos sobre la importancia de la visibilidad de los negocios en tiempos de Covid-19.

A través de esta nota queremos compartir con ustedes las herramientas que les hicimos llegar a las personas que participaron del encuentro.

Al comenzar, compartí mi experiencia, acompañando personas, como Coach de negocios, en esta pandemia.

Como ya mencioné en otra nota, hay muchas reuniones que pasaron a ser e-mails, lo cual desafía a las personas a ser sintéticas y cuidadosas en la forma de comunicar ya que las herramientas no presenciales dejan afuera el lenguaje no verbal.

Esta pandemia ha sido un STOP obligatorio y no solo para aquellas personas que bajaron sus niveles de facturación, que se han quedado sin trabajo o las empresas que han cerrado hasta nuevo aviso. Quien no se sienta atravesado por este “parate” a nivel mundial, realmente vive en otro planeta.

Hay muchas formas de encarar esta situación y es importante que las emociones acompañen a los resultados que necesitamos lograr.
Si, sé que es mucho pedir, más en este momento. Pero es sumamente importante tener un alto nivel de inteligencia emocional. Lo bueno es que esto se construye. Un ejercicio súper fácil de hacer es distinguir en qué emoción me encuentro en diferentes partes del día. Esto hace que ejercitemos nuestro cerebro en empatizar con la forma en que nos sentimos y aprendamos a tener lenguaje emocional para poder utilizarlo a la hora de accionar. Es decir, no es lo mismo si me siento contenta que si estoy eufórica, el plano de lo que me dan ganas de hacer si estoy en una emoción o en otra es diferente.

Este es el momento de ser más claros que nunca en la forma de liderar.

Hace ya algunos años, se viene hablando del liderazgo personalizado, pero ya no hay tiempo para seguir conversando. Es necesario accionar y entender como líderes que cada persona tiene diferentes necesidades, comprendiendo su situación y acompañando empáticamente.

Esto corre tanto para los equipos con los que trabajamos como también para nuestra clientela. Es importante que la presencia online tenga la voz y la calidez de una persona. Y también necesitamos conocer a la perfección el público al que le estamos hablando.

El buyer persona es una descripción de nuestro cliente basado en datos reales e investigaciones de mercado. Nos brinda una descripción completa de este arquetipo que incluye información sobre sus comportamientos, pensamientos, hábitos y motivos de consumo. Es una transformación cultural con foco en el cliente que acompaño hace ya un tiempo, viendo resultados realmente exponenciales.

Otra herramienta es la creación de objetivos inteligentes o metas SMART (por sus siglas en inglés) que responden a específico, medible, alcanzable, realista y ubicado en el tiempo. Esta forma de trabajo re importante y efectiva cuando la utilizamos no desde el micromanagement, sino desde el empoderamiento de cada persona. Son tiempos de confiar.

Al final de mi exposición, mencioné la importancia de tener reuniones en equipo en donde no solo sea audio, sino que también puedan verse las caras. Al estar trabajando desde las casas que las reuniones tengan un horario de inicio y fin para que las personas puedan acomodarse en sus rutinas. Que puedan también tener un espacio de esparcimiento, como sugerencia los viernes al finalizar la semana para saber cómo se siente cada integrante del equipo y en qué andan.

Yanela, desde su experiencia como emprendedora y organizadora profesional de eventos, compartió algunos pasos a tener en cuenta a la hora de potenciar el personal branding. Desde tener los objetivos claros hasta poder traquear el contenido en tus redes.

También algunas ideas para crear eventos en línea que les dejamos en esta nota:

  • Seleccionar la plataforma adecuada.
  • Planificar una sesión de corta duración.
  • La moderación es clave.
  • Uso del chat para generar interacción. Por ejemplo, al final, en el espacio para preguntas.
  • Pruebas técnicas previas.
  • Uso de cámara y micrófono en la persona que facilita el evento.
  • Agradecimientos con logos de empresas colegas (alianzas comerciales).
  • Paciencia. Recordar que siempre puede fallar internet y tener un plan B si eso sucede.

Y para finalizar citó algunas Apps que te ayudan muchísimo a optimizar tiempos, como CAMCARD (sí, las tarjetas personales siguen vigentes y son de muchísima utilidad), EVENBRITE (para eventos virtuales también es genial) y LINKTREE (ideal para organizar los datos de contacto y tener acceso rápido de notas o actividades de tu negocio).

Esperamos que esta información sea de utilidad para vos y tu negocio.

¡Seguimos en contacto!

Agostina Fasanella y Yanela Biancardi.

Junto a Yanela Biancardi, organizadora de eventos corporativos, fuimos invitadas por el espacio de coworking Teamworks para dar un webinar abierto y gratuito el Jueves 30 de abril a las 18.30 hs. a través de la plataforma zoom.

Pueden inscribirse en la web del coworking.

Ayer participé del panel del primer webinar organizado e ideado por Yanela Biancardi y moderado por Aldana Páez, inspirado en el libro de Edwar De Bono "Seis sombreros para pensar" y quería dejarles por acá las reflexiones que compartí con un gran panel de mujeres.
Para vos... ¿Cuánto tiempo pasó desde que empezó la cuarentena? No hablo de cuántos lunes, martes o miércoles. No me refiero al tiempo "cronos".

El 20 de marzo, es decir, hace 1 mes y 5 días en argentina comenzamos el ya famoso "quedate en tu casa". Nada más y nada menos que 36 días. Seguramente, los 36 días más largos de nuestras vidas.

Mi nombre es Agostina Fasanella y me dedico a ayudar a las organizaciones a construir líderes, equipos y culturas centradas en la inclusión y el poder de la individualidad. Trabajo como Coach de Negocios hace ya 19 años.

En el mundo laboral, las personas se han puesto (y se siguen poniendo) los 6 sombreros casi todos los días... hay momentos de optimismo, de negatividad, de emociones fuertes, de creatividad, de conciliación y de mirar únicamente los hechos. Pero esto para el mundo de los negocios no es nuevo y mucho menos en Argentina.

Lo bueno es que en este momento hay 2 máximas que se están cumpliendo que me encantan.

La primera es que “hay muchas reuniones que pasaron a ser un e-mail” lo cual hace que las personas podamos aprovechar mucho más nuestro tiempo y la segunda es que “la vida NO es eso que ocurre cuando termina nuestro horario de trabajo” cosa que es súper importante porque, aunque parezca una obviedad, la mayoría de las personas planea su vida de esta forma.

Vamos a blanquear algo: la palabra trabajo es una palabra muy poco feliz. Cuando decimos que algo nos dio trabajo estamos queriendo decir que no fue muy ameno, el famoso “me dio un trabajo bárbaro”. Ahora pensemos que pasamos más horas trabajando que no trabajando (al menos hasta antes de la pandemia), por eso considero que es un buen momento para reaprender sobre nosotros mismos y de nuestra forma de operar y tomar decisiones. Dicho de otra manera: replantearnos cómo encaramos nuestra vida productiva y con ello el concepto que tenemos incorporado de productividad.

Trabajo para diferentes lugares, desde organismos de gobierno, empresas, pymes y agencias de Naciones Unidas y me atrevo a decir que en el 95% de los casos, desde que empezó esta pandemia, los desafíos a los que se enfrentan la mayoría de las personas que acompaño en el mundo del trabajo son cuatro:

· En primer lugar, si no hay una estrategia clara, el negocio tiene sentencia de muerte. La gente se pierde y no sabe para dónde ir, lo que en este momento puede costar caro a nivel emocional y económico.

· En segundo lugar, la flexibilidad es todo, ahora más que nunca.

· En tercer lugar, la compasión y la empatía, que son palabras un tanto lejanas al mundo corporativo, tienen que tomar protagonismo.

· En cuarto lugar, la solidaridad es clave, más en momentos como este y me atrevo a decir que un deber de cada uno de nosotros como personas. Sí, tengo la esperanza de que podamos salir más humanos de esta.

Estas 4 cosas que mencioné dan mucho miedo porque está la idea de “volverse blandos” y perder esa orientación a resultados que las empresas requieren de su staff casi permanentemente. Y en la urgencia, el miedo es mayor porque la velocidad puede causarnos una sensación de falta de control, pero esto es FALSO. Las empresas que están apostando al liderazgo ágil, a los equipos ágiles entienden de lo que estoy hablando.

Esta pandemia nos obliga, de una manera muy poco gentil, vamos a decir, demasiado irreverente para mi gusto, a cambiar de paradigma.

Estamos entrando en tiempos de personalización.
No solo necesitamos entrenarnos como líderes, sino que también nos es urgente adquirir un liderazgo personalizado en sintonía con las necesidades de las personas que lideramos. Algo de esto habla Daniel Goleman en su libro “El líder resonante crea más”. Pero estos conceptos adaptados a los tiempos que corren tienen que ver con que no es lo mismo si en mi equipo tengo una persona que vive en un departamento de 2 ambientes con hijos y sin hijos. Alguien que vive solo o sola. Alguien que tiene personas mayores a cargo. Y así puedo nombrar miles de situaciones diferentes que antes no teníamos en cuenta porque, como dije al principio, habitualmente, la vida es eso que ocurre después de la jornada laboral.

Hoy, no solo no podemos seguir obviando esto, sino que además quienes no lo tengan en cuenta están, como se dice habitualmente, al horno.

Esta mañana leía un artículo en Forbes que decía que este es el momento del coraje. Hoy, en este paradigma de personalización, liderazgo significa ser lo suficientemente valiente como para ser compasivo y permitir que otros influyan a su manera.

Se trata de ser lo suficientemente valiente como para dejar de lado las métricas que ya no son relevantes, incluso si eso significa parecer fallar a los ojos de las personas que aún se aferran a esas métricas.

El liderazgo actual consiste en derribar barreras y dar a las personas la libertad de crear oportunidades nunca antes vistas para elevar su propia capacidad y la capacidad de la organización.

Especialmente ahora que el momento requiere que los países y las empresas de todo el mundo se reinventen. Esto solo es posible cuando creamos sistemas que se centran en la inclusión y el poder de la capacidad individual.

Es tiempo de coraje. Es tiempo de ser protagonistas. ¿Seremos capaces de mantener estos tiempos en el tiempo?

Muchas gracias.

Agostina Fasanella.

 
Agostina Fasanella estará participando como speaker del primer webinar, organizado y creado por Yanela Biancardi.
 
CICLO DE WEBINARS: 6 sombreros para pensar.
 
6 miradas.
6 mujeres.
6 minutos.
 
“Seis sombreros para pensar” es un ciclo de webinars gratuitos organizadas por Yanela Biancardi inspirada en el libro de Edward de Bono que tiene como objetivo intercambiar ideas junto a 6 mujeres talentosas.
 
Para reflexionar: ¿Qué aspectos positivos te permitió descubrir la cuarentena?, ¿Cómo te reinventás?
 
Conocernos nos acerca y nos potencia. Vas a poder inspirarte, tomar ideas y hacernos llegar preguntas para que esta crisis se convierta en una oportunidad.
 
¡Agendate!
 
La primera edición será el Viernes 24 de abril a las 17 horas vía ZOOM.
 
2 edición, Temática: Innovación.
3 edición, Temática: Eventos.
 
¡Te esperamos!
 
Idea y Organización: Yanela Biancardi.
Modera: Aldana Paez.
Diseño: Solange Lascorz.
 
#webinargratuito #webinardeeventos #mequedoencasa #teletrabajo #eventoscorporativos #eventplanner
Martes, 21 Enero 2020 18:28

Siempre lo hicimos de esta manera

 
Podemos pensar que esta frase transmite confianza y estabilidad, sobre todo cuando los resultados están ok.
 
Es fácil acostumbrarse a la inercia para llevar adelante proyectos, pero también es una modalidad peligrosa.

Esa zona de confort que hemos creado, posiblemente oculte millones de oportunidades y diferentes caminos que podemos tomar en donde seguramente, algunos serán exponenciales.
Y si estás pensando que la aventura es peligrosa, probá con la rutina... es mortal...

¡Que tengas un buen día!

El equipo de Liderarte Business Coaching

#innovar #coachingparaempresas #emprender #entrepreneur #liderarte #coaching #businesscoaching #negocios #empresas
 
Comenzamos un nuevo año y es una buena oportunidad para dejar de lado algunos factores que frenan nuestra creatividad.

Los seres humanos nos creamos rejas mentales que nos encasillan y la mayoría de las veces tenemos el manojo de llaves para abrirlas justo delante de nosotros. A estas cuestiones las llamaremos los inhibidores de la creatividad y hoy les preparamos un post con siete de ellos que creemos fundamentales:

Estrés.
Crítica (y autocrítica) excesiva.
Ansiedad.
Esquemas mentales limitantes.
Vergüenza (temor al ridículo).
Falta de motivación.
Conformismo.
 

Pasar del “modo examen” al “modo juego”.

Cuando nos encontramos encontramos en el "modo exámen", nos vemos presionados por “hacer lo correcto”, dar una única respuesta y que sea la adecuada para resolver nuestros problemas. Vivimos las mismas sensaciones que tenemos cuando rendimos un exámen.

En cambio, el "modo juego" tiene como desafío encontrar muchas soluciones y luego elegir la mejor. El objetivo es divertirnos con la situación y con el desarrollo del trabajo.

Nuestra mente estará en condiciones de crear y se animará a soltar lo conocido, abriéndose a un mundo de infinita creatividad e innovación.

Es nuestro deseo que el 2020 te encuentre libre de estas inhibiciones para dar rienda suelta a tu creatividad y lograr así tus metas.
El equipo de Liderarte.

#creatividad #creative #innovar #inspiration #motivation #workout #entrepreneur #coaching #negocios #empresas #businesscoaching #coachingparaempresas #liderarte
 
 
Diseño IG @solange.lascorz
Jueves, 12 Diciembre 2019 18:03

Los 5 pasos del proceso creativo

Todo proceso creativo comienza con un problema que se nos presenta y queremos resolver... pero no sabemos cómo...

En primer momento nos sentimos molestos y nuestro pensamiento está enfocado en el problema. Esto es lo que se llama “pensamiento túnel”, en donde tendrá protagonismo nuestro cerebro emocional.
Aquí comienza la primera etapa, llamada preparación, en la que debemos trabajar para soltar nuestro enojo y poder generar relajación. Nuestro cerebro emocional y el hemisferio derecho serán quienes trabajen para generar la mayor cantidad de soluciones posibles.
Una técnica que recomendamos para esta instancia es la del pensamiento lateral, de Edwar De Bono.
 


Una vez que tenemos todas esas posibles soluciones entramos en la etapa de incubación, muchas veces en esta etapa pareciera que no ocurre nada, sin embargo, es un proceso interno muy intenso en donde sentiremos frustración por no tener aún la respuesta adecuada. Aunque en realidad sí hemos logrado respuestas, pero ¿cuál será la apropiada?

Luego surge la iluminación o insight. Es el famoso momento “Eureka”, nuestro cerebro emocional genera alegría y nuestro hemisferio izquierdo ha cumplido su objetivo.

Es aquí cuando pasamos de las ideas a la implementación, comienzan a trabajar nuestro hemisferio izquierdo y nuestro cerebro emocional. Es el momento del análisis, la síntesis y la elaboración.

Finalmente, analizaremos si la solución que hemos encontrado es A.P.T.A., es decir, si es aplicable, posible, tangible y aceptable.

Llegar a la meta y conseguir la solución a nuestro problema es realmente gratificante. Hemos logrado atravesar un proceso movilizante que nos ha aportado mucha riqueza e información valiosa sobre nosotros y nuestro entorno.

¡Ha disfrutar del proceso creativo!

LIDERARTE BUSINESS COACHING

#procesocreativo #creative #metas #objetivos #creatividad #ideas #soluciones #negocios #coaching #coachingdenegocios #businesscoaching #coachingparaempresas #liderarte
Para comenzar es importante conocer la diferencia entre GRUPO y EQUIPO.
 
GRUPO: Son personas que puede que tengan metas en común o no pero no se necesitan entre sí para llevarlas a cabo. Por ejemplo, los pasajeros en un vuelo.
EQUIPO: Conjunto de personas con una o varias metas en común que se necesitan entre sí para lograrlas. Todos pertenecemos a un equipo, ya sea deportivo, en nuestro trabajo e incluso nuestra familia.

Tomando el ejemplo de un equipo deportivo, las personas se necesitan entre sí para ganar un partido. No podrán lograrlo si no "tiran" todos para el mismo lado. Para poder lograr esa sintonía de la que hablamos, he aquí 6 importantes cuestiones para trabajar en equipo.
 


1. Cohesión. Es el grado de atracción que cada integrante del equipo siente hacia éste. Habitualmente los equipos cohesionados tienen menor nivel de conflicto y mayor capacidad para resolver de manera positiva los obstáculos.

2. Compromiso. Es la obligación que se ha contraído o una palabra dada. Es declarar y cumplir en tiempo y forma. Aumenta el nivel de confianza y lleva a una mayor excelencia en el logro de resultados.

3. Comunicación. El lenguaje crea mundos y todo lo que se dice en el equipo tiene un gran impacto. Es importante tener en cuenta si las conversaciones están posibilitando o limitando al equipo. A esto le sumamos el saber escuchar lo que los demás dicen. Lo cual es fundamental para conocer a cada integrante del equipo y llegar a establecer una relación profunda y genuina.

4. Empatía. Tiene que ver con comprender al otro, independientemente de si compartimos o no su forma de ver las cosas.

5. Sinergia. Es la suma de energías y hace que se produzca un efecto superior al que se obtendría de la suma de cada uno de los integrantes por separado.

6. Dejar las individualidades de lado. Si no se está dispuesto a soltar esa necesidad de “llevarse los laureles” no hay forma de obtener éxito en el equipo. Lo más importante es el equipo y eso nos invita a generar sentido de trascendencia.

Como dijo Michael Jordan “El talento gana partidos, pero el trabajo en equipo y la inteligencia gana campeonatos".

Y nosotros sumamos otras frase que lo resume todo “ Nadie sabe todo, todos saben algo y entre todos saben mucho”.

¡Que tengas un buen día!
 
El equipo de Liderarte Business Coaching

#equipos #teamwork #competencias #metas #objetivos #liderarte #businesscoaching #negocios

En el marco del Programa "Energía en foco, transformación cultural con foco en el cliente" junto a la Consultora Sentido Común, brindamos la tercera capacitación para acompañar a los equipos a prototipar 5 nuevas ideas de negocio para la empresa.

 

Martes, 22 Octubre 2019 13:34

¿Cómo diseñar tu objetivo?

Este es uno de los motivos por los cuales muchas personas piden sesiones de coaching. Poder diseñar metas claras, alcanzables y concretas es una clave para tener éxito a la hora de saciar tu ambición por seguir creciendo.

Como dice Stephen Covey en su libro “Los siete hábitos de la gente altamente efectiva” lo más importante es comenzar con un fin en mente. Si tenés clara tu meta es como si se pretendieras manejar mirando por el espejo retrovisor, o sea, ¡un caos!.

 


A menudo nos encontramos con personas que se saben que necesitan un cambio y se sienten motivadas para llevarlo a cabo pero su ansiedad no les permite vislumbrar claramente el camino. Veamos entonces cómo poder diseñar ese objetivo que buscás para hacerlo real…
 
1. Que tu objetivo esté expresado en forma positiva, en función de lo que SI querés que suceda. Esto evita que tu mente se atasque en quejas y lamentos.

2. Que sea concreto. Para poder ser eficiente necesitás la mayor precisión posible. Podés hacerte estas preguntas: ¿Cómo lo querés? ¿Con quién lo querés? ¿Cómo te vas a dar cuenta que tu objetivo está cumplido?.

3. Que esté diseñado para que vos lo logres. Redactar el objetivo de forma tal que dependa de vos, esto te premitirá no depender del contexto.

4. Que tenga un tiempo. Los objetivos son sueños con fecha de entrega. Establecer fecha de inicio y posible fecha de cumplimiento te ayudará a ser vos quien maneje el reloj. Además, calendarizar los objetivos intermedios será un gran aporte para organizarte. Te quitará presión y bajará ampliamente el nivel de estrés.

Como dice la frase: “Algunas personas quieren que algo ocurra, otras sueñan con que pasará, otras hacen que suceda“.

¿Qué tipo de persona sos?

Hasta la próxima.
Liderarte Business Coaching



La escucha empática es aquella que nos permite “ir de visita” al mundo del otro, sintiendo lo que el otro siente.

El 55% de lo escuchamos corresponde al lenguaje corporal, el 38% al tono de voz que se utiliza y sólo el 7% a las palabras. Podemos decir que escuchar implica algo más que solo sentarte frente a alguien.

Hay diferentes niveles de escucha y ninguno está bien o mal, todo depende de varios factores (tiempo, interlocutor, contexto, etc.). Es decir, no hace falta que escuchemos empáticamente a nuestro vecino cuando subimos al ascensor temprano en la mañana. Pero cuando se trata de alguien importante para vos es fundamental que puedas aplicar estos 10 pasos que Stephen Covey propone para comprender empáticamente.

1. Practica decir “No hay apuro”, te escucho. Y decilo de verdad.
2. Olvidate de tu agenda.
3. Mostrate disponible y receptive/a emocionalmente y a través del lenguaje corporal.
4. Escuchá con la intención de comprender el punto de vista del otro/a.
5. Escuchá sin tener apuro por intervenir.
6. Imaginate que estás en el lugar de la otra persona, sintiendo lo que esta persona siente.
7. Ayudá a tu interlocutor/a a expresar emociones y pensamientos formulándole preguntas.
8. Pedile a tu interlocutor/a que elabore lo que intenta expresar para comprenderlo mejor.
9. Decile: “Dejame chequear que te entendí bien. Lo que vos quisiste decir es…”
10. Sé sensible a las emociones de tu interlocutor/a.

Por supuesto que la escucha empática lleva tiempo. Pero no practicarla también puede llevar tiempo y en algunos casos hasta dinero, porque terminaremos aclarando malos entendidos permanentemente.

¡Espero te sirvan estas valiosas herramientas!
¡Hasta la próxima!
 ㅤ
Agostina Fasanella
Liderarte Business Coaching

En el marco de las acciones por la igualdad de derechos y oportunidades para mujeres y varones, nuestra Coach Agostina Fasanella estuvo a cargo del primer taller de "Sesgos inconscientes" en la empresa Techint E&C.

 

Actualmente, la mayoría de las personas pasan la mayor parte de su día trabajando, por eso es sumamente importante poder diseñar tu carrera.


"Quiero aplicar a otro puesto"

"Quiero dar un giro a mi carrera laboral"

"Quiero cambiar de trabajo".

Años atrás las personas se jubilaban en la misma empresa donde comenzaban a trabajar. Hoy día no solo las personas cambian de trabajo, sino que también cambian de país y de forma de trabajar (presencial / virtual).

En las sesiones individuales de coaching de carrera algunas de las cuestiones que trabajamos son:

* Establecer tu F.O.D.A.
Poder saber cuáles son tus fortalezas y debilidades y detectar las oportunidades y amenazas del mercado te ayudará a tener una estratagia más asertiva.

* Networking
Pullir tu red de contactos y saber a qué personas pedir ayuda o contactar y sobre qué temas te preserva, evitando exponerte innecesariamente. Esto sucede mucho cuando la desesperación de la urgencia toma las riendas.

* Pasión
Como dijimos, la mayor parte del día sucede en tu trabajo. Encontrar tu pasión y alinearla a tu propósito es fundamental para que tu nivel de satisfacción se mantenga como mínimo a flote.

* Pitch
No basta con armar tu currículum, también es necesario saber "pitchearlo", es decir, tener en claro cada punto y poder referir hechos concretos que refuercen lo escrito.

* Perfil de LinkedIn
Podés leer la nota anterior en la que mencionamos sugerencias para completar tu perfil de LinkedIn.

¡Seguimos en contacto!

Liderarte Business Coaching

#coachingdecarrera #businesscoaching #emprender #metas #networking #coach #empresas #liderarte #negocios

Martes, 16 Julio 2019 17:19

¿Tenés actualizado tu LinkedIn?

He coacheado a muchas personas que saben la importancia de tener un perfil en LinkedIn (porque alguien se lo mencionó) pero que no saben cómo completar su perfil ni qué poner para que no parezca mucho y quedar "agrandado", o que no luzca vacío y quedar como si no hubieran hecho nada.

Mi primera sugerencia siempre es la misma: poné TODO lo que sea real y comprobable.

A continuación, les dejo algunas sugerencias más específicas...

Currículum vitae. Es lo primero que necesitás completar, ya que, una vez que lo tengas listo lo podés trasladar a tu perfil de LinkedIn. Además de lo "clásico" que se pone en el CV (datos personales y de contacto, estudios cursados, experiencia laboral) es importante reforzarlo con hechos concretos. Por ejemplo, si participaste en un evento ¿cuál? ¿cuántas personas asistieron? ¿cuál fue el impacto del evento? ¿Qué resultados obtuvo tu equipo / cliente / compañía?

Una buena foto de perfil. Lo ideal es invertir en alguien profesional que te saque fotos para usar de perfil en todas tus redes. Si esto no es posible recomiendo que busques una pared lisa de fondo y te vistas de manera que para vos sea profesional, de una forma que te represente, usando tu estilo. Chequeá tener buena luz (preferentemente luz natural).

Pedí recomendaciones. Esto es lo que, en general, más cuesta. Es importante que las recomendaciones sean reales de personas con las que trabajaste.

Subí fotos que muestren tu trabajo. No hablo de fotos de IG o Fb. Hablo de fotos reales que te muestren en acción o que muestren cosas que vos hiciste en tu carrera profesional.

Seguí a las empresas en las que querés trabajar o que querés que sean tus clientes y conectate con las personas que trabajan en esas empresas.

Compartí notas de interés escritas por vos o de otras personas. Esto te mantiene en actividad y visible en el feed de tus contactos.

Revisá tu perfil público para poder elegir qué es lo que querés que vean las personas que no están en tus contactos.

Que tu perfil de LinkedIn sea real. No por ser una red laboral necesitás perder tu impronta. Obviamente no vas a postear una foto de tu mascota (aunque he visto muchas).

Si te resultó útil esta info ¡compartila!

Gracias por leernos.

#LinkedIn #perfilprofesional #businesscoaching #liderarte #coaching

Página 1 de 11

Liderarte Consultora

(54-11) 2153-0280

Liderarte Consultora
Av. Córdoba 785, 2º 3 (C1054AAG)
Buenos Aires - Argentina

info@liderarte.com.ar

Buscar Nuestro Blog